jueves, 15 de julio de 2021

"Reina de los Mallos" (Peña Ruaba - Punta Varella)

Cuenta la historia que, a principios del siglo XII, durante un período de unos 15 años, hubo una reina, llamada Berta, que reinó en lo que popularmente se denomina "Reino de los Mallos" (Agüero, Murillo, Riglos, Marcuello, Ayerbe, Sangarrén y Callén). Adquirió esa autoridad a la muerte de su esposo Pedro I de Aragón, y con el consentimiento de su cuñado Alfonso I de Aragón, que le permitió gobernar sobre ese territorio.

Esta nueva vía es un recuerdo a esa parte de la historia de nuestros queridos Mallos. Se encuentra en una "punta" (no llega a la categoría de "mallo"...) que hace unos años se bautizó como Punta Varella. Es una pared muy visible desde el mismo pueblo de Murillo y desde el parking situado junto a una de las balsas de agua.

El acceso se realiza desde el citado parking, dirigiéndonos al inicio de la "Ferrata Sur" (la que está a la derecha del Macizo). Justo donde comienza la sirga, sale un camino que continúa a la derecha horizontalmente. Este camino ya existía, pero estaba muy abandonado; lo hemos acondicionado y señalizado para no perderse. Pasaremos un tramo rocoso asegurado con una cuerda fija y nos aproximaremos al fondo de un barranco, que es donde comienza la vía. Prever unos 45 minutos desde el coche.


Ha quedado una vía variada, con roca bastante buena y una dificultad moderada. Tiene 8 largos y una longitud total de 260 metros. La dificultad obligada puede ser V/V+. Está totalmente equipada y solo es necesario llevar unas 16 cintas y algún cordino (por si hubiera que sustituir alguno de los colocados en varios árboles)

  • Largo 1: Subir por el fondo del barranco y superar algunas pequeñas panzas sin gran dificultad. A la altura del segundo seguro sale muy cerca, a la izquierda, otra línea de paraboles, que corresponde a otra vía de la que no tengo detalles y que un conocido está abriendo. La nuestra va por la derecha. Hacer reunión en un gran arbusto. V grado.
  • Largo 2: Subir un tramo herboso, con la ayuda de una cuerda fija, superar un bonito muro vertical y continuar por un espolón más tumbado hasta la reunión. 35 metros. 6a.
  • Largo 3: Salir de la reunión a la izquierda y continuar en diagonal hasta unos árboles. 35 metros. IV grado.
  • Largo 4: Salir hacia la izquierda, superar un muro e introducirse en una chimenea con grandes árboles. Hacer reunión en una cueva a la derecha, con dos paraboles. 35 metros. V grado.
  • Largo 5: Escalar una bonita chimenea vertical, que poco a poco se va convirtiendo en un diedro. 25 metros. V+.
  • Largo 6: Escalar un espolón vertical continuar por una zona más tumbada y salir a otro espolón a la izquierda, donde se monta reunión (esta reunión no tiene anillas, solo chapas normales). 25 metros. 6a.
  • Largo 7: Dirigirse a la derecha por terreno fácil, cruzar una pequeña canal, superar un muro vertical (al final del cual hay una reunión opcional) y proseguir por una bonita placa de roca excelente. 35 metros. V+.
  • Largo 8: Escalar un resalte y después de pasar a la altura de un arbusto continuar en clara diagonal izquierda, por una vira. Si continuásemos recto, nos meteríamos en otra vía (se trata de una ruta abierta por Ignacio Cinto, pero que no empieza desde abajo, y que creo solo tiene tres largos). Montar reunión en dos chapas unos metros antes de llegar a la cima; se podría subir hasta un arbusto equipado con un cordino, pero la cuerda rozaría más. 45 metros. IV+. 
Para bajar, andar hacia la izquierda hasta encontrar una sirga, que forma parte de un ramal de la Ferrata. Llegar hasta un collado y proseguir el descenso por un terreno ya conocido por los habituales del lugar.  

La vía puede tener algo de tierra todavía en algún paso, pero se limpiará pronto. El lugar es, de momento, muy tranquilo.