domingo, 25 de febrero de 2024

"Gran Bertha" (Morata de Jalón - Chodes)

Hace casi 45 años que abrí esta vía con mi amigo Fernando Desportes. Era la época en la que no teníamos coche y eramos habituales de Morata porque se podía ir en tren. Desde entonces no la había vuelto a escalar, porque durante décadas tan apenas volví a esta escuela. La escalada de vías cortas nunca me ha atraído mucho, y las "paredes negras" son la excepción de Morata, pues podemos encontrar vías de hasta 5 largos y unos 150 metros.

Las "paredes negras" han sido una de las zonas más olvidadas por los escaladores por, entre otros motivos, la exposición de sus vías. Recientemente tuve el placer de escalar otras vías clásicas de la pared recientemente restauradas (adecuadamente según mi criterio) por unos amigos y surgió la idea de recuperar la "Gran Bertha".

Al acercarme a la pared, lo primero que vi es que la vía estaba rodeada y atravesada por otras posteriores, en muchos casos abiertas desde arriba con "tiralíneas". No me desanimé y conseguí sacar los dos primeros largos sin tocar las vías contiguas, a pesar de que eso me supuso alejarme en algún punto del trazado original ya ocupado. El tercer largo ya se complicó más, porque la "Gran Bertha" hacía una travesía a la izquierda y ahora estaba atravesada por tres vías. Siguiendo el criterio de que la primera ruta abierta en una pared debe tener la preferencia, decidí continuar  y seguir el itinerario original, porque cualquier otro elevaba la dificultad muy por encima del de la vía original. No he quitado ninguna de las chapas que había.

El resultado creo que es una muy bonita vía, bien equipada, de tres largos y casi 100 metros. Mi intención era alargar el itinerario por el último resalte de la pared, pero vi que estaba acribillado de varias líneas de paraboles, en vías con un grado de exposición que yo considero excesivo. Por eso, si alguien se queda con ganas de escalar y quiere continuar, mi recomendación es que vaya a los dos últimos largos de la vía "Ana Asensio". Para ello hay que andar unos 40 metros a la derecha por la cornisa, hasta encontrar unas chapas pintadas de verde, donde podremos disfrutar de otros dos bonitos largos bien asegurados.

Este es el resumen de la vía: 

  • L1: 35 metros. 6a+. Bonita placa con una dificultad media de V/V+ con algún paso aislado más difícil. Algo de liquen en algún tramo.
  • L2: 20 metros. 6b. Inicio del largo con un bonito tramo de V+, luego viene un paso más difícil de 6b y acaba con una placa técnica que se sube mejor escalando un poco a la derecha de las chapas.
  • L3: 40 metros. 6b. La dificultad general es de V+, pero hay un paso de travesía difícil a mitad. Antes de ese paso hay una reunión opcional en una pequeña repisa, para el que desee utilizarla. Largo muy bonito.
Material: 22 cintas (si se chapan todos los seguros). Se han dejado los clavos originales que seguían colocados, a modo de recuerdo. 
Dificultad obligada: V+
Descenso: por la vía "Original" en un rapel de 55 metros

Las chapas están pintadas de rojo y al pie de vía hay una cinta con el nombre.

Es difícil abrir nuevas vías de escalada en Morata, porque las paredes están ya muy saturadas. Aunque se podían recuperar bastantes vías antiguas con una restauración adecuada (bien aseguradas y reduciendo la exposición), pero yo ya no me quiero meter en más líos, porque esta escuela, como casi todas, tiene sus "gurús" en la sombra que imponen su estilo.


martes, 26 de diciembre de 2023

"Iris" (Peña Ruaba - Cara Este)

Desde hace muchos años me ha gustado la vista de la Cara Este de Peña Ruaba: su dimensión, sus formas, su soledad, etc. Por eso, siempre que voy, sigo buscando nuevos rincones por donde trazar un nuevo itinerario.

En invierno todavía suele ser más solitaria esta cara, porque si hace viento del Norte está más expuesta y porque se queda en sombra a partir del mediodía (la hora exacta depende de la zona y del mes del año). No obstante, si el frío no es muy extremo y el pronóstico del tiempo no amenaza con viento, podremos seguir escalando en esta pared. No hay que dejarse asustar por el viento, el frío y, a veces niebla, que suele haber a primera hora de la mañana en el parking; lo habitual es que en cuanto subamos unos 10-15 minutos por la pista estemos disfrutando de un agradable sol.

La idea de abrir esta vía surgió de dos partes: Ver la buena "pinta" que tenía la pared en los últimos tres rapeles que sirven de bajada de la "Punta La Ralla", y donde ya el grupo "Sendero Límite" había colocado algunos seguros hace varios años; y por otra, la vista de la parte superior desde la vía "Hermosura de Racimo".

La vía "Iris" comienza un poco más arriba que la "Tierra de Dragones". Tomar como referencia el siguiente hito (y unas trazas que salen hacia la pared a la altura del mismo) y una marcada fisura con vegetación, a cuya derecha comienza la escalada.

La roca es buena, en general. Hay largos en los que está ya muy bien (como los tres primeros) y otros en los que puede quedar tierra procedente del saneamiento efectuado, que se irá limpiando con el viento y la lluvia. Aunque sobre el tema de la calidad de la roca las opiniones pueden ser contradictorias: hay veces que me cruzo con gente que se queja de la calidad de la misma, y a mi y a otras personas nos parece aceptable... Supongo que todo depende de con qué se compare. El conglomerado es una roca que difícilmente vamos a encontrar perfecta a la primera; el llegar y disfrutar de un muro compacto y limpio como podemos ver en otro tipo de roca, es la excepción.

El largo 6 es el más largo (60 metros). Si alguien va con cuerdas más cortas se puede salir ensamble o utilizar una reunión opcional que hay a unos 20 metros de la R4 en un arbusto con un cordino a la derecha, a unos tres metros a la derecha del itinerario.

El tipo de escalada es el habitual de Peña Ruaba: muros y placas, y ninguna panza. Priman la lectura correcta de la roca y el saberse mover, sobre la fuerza y la resistencia de brazos.

La última reunión está a unos escasos tres metros del camino de bajada. 

Creo sinceramente que la vía es muy bonita y que se convertirá en una clásica de la pared. Me gustaría mucho que así sea, por la persona a la que está dedicada. Como siempre, le hemos puesto toda nuestra dedicación y cariño.

martes, 11 de julio de 2023

"Utopía" (El Cantal - Balneario de Panticosa)

En esta entrada os presentamos la última apertura de "Sueño Vertical". Se ha realizado en una pared próxima al Balneario de Panticosa, llamada "el Cantal", en la que no se conocían actividades de escalada. A unos 600 metros antes de llegar por carretera al edificio de hormigón que iba a ser un parking en altura, hay un ensanchamiento en la carretera, junto a una estación meteorológica, donde caben varios coches. El vehículo se puede dejara aquí o subirlo hasta el Balneario; ya sea a la ida o a la vuelta hay que hacer andando un tramo de carretera de unos 10 minutos...


En el talud de la carretera hay un hito que señala el inicio de un sendero señalizado que sube hacía el pie de vía. Cuando llegamos a la parte más baja de la pared, seguir unos 100 metros por una vira ascendente a la derecha, hasta encontrar unas placas donde se inicia la escalada. Unos 20 minutos desde la carretera.

Vista de la Pared desde el parking de la carretera

Estación meteorológica, junto al parking

Se trata de una vía larga (625 metros), quizás la más larga de la zona. Además, cuando acaba la escalada principal, podemos seguir trepando, ya sin cuerdas, otros 150 metros de desnivel hasta la cima de una arista que se recorta en el cielo. Si elegimos esta más que recomendable opción, luego tendremos que bajar por una estética cresta de III/IV grado, equipada con alguna cuerda fija. La otra posibilidad es, una vez terminada la escalada, subir solo un poco y atravesar a la derecha en horizontal la cabecera del barranco, para juntarnos con el punto donde acaba la arista. Estimar unos 45-60 minutos más de actividad si nos decidimos a hacer la actividad completa.

Vista de la arista cimera, pero desde el lado opuesto a la pared (Ibones Ordicuso). A la izquierda de la foto se ve el collado por el que pasaremos a la bajada, ya hayamos optado por una u otra de las dos opciones de descenso

La vía está repartida en 15 largos y tiene una dificultad media de IV/V, con algún paso aislado de V+/6a (no obligado). La pared está cortada por varias repisas que le quitan continuidad, pero que hacen la escalada más relajada. La roca es buena. El aseguramiento es el habitual de "Sueño Vertical". Que cada uno se asegure en las chapas que quiera... Propongo llevar unas 18 cintas, pero se puede ir con menos si nos saltamos seguros. Aconsejable llevar muchas cintas desplegables, para reducir el roce de las cuerdas.

  • L1: 50 metros. V grado. Bonitas placas. En la segunda parte se cruza un pequeño barranco a la derecha.
  • L2: 50 metros. V grado. Bonito diedro.
  • L3: 55 metros. V grado. Largo similar al anterior. Reunión en un pino grande (también se puede montar en otro árbol unos metros antes.
  • L4: 30 metros. 6a. Reunión saliendose del diedro, hacia un pino a la izquierda.
  • L5: 30 metros. IV+. Inicio muy bonito por unos muros.
  • L6: 50 metros. IV grado. Inicio de transición y luego resalte que se ataca de izquierda a derecha.
  • L7: 60 metros. V grado. La dificultad está en un paso a unos 20 metros de la reunión, que es mejor atacar por la izquierda del seguro, porque recto sería más difícil. Posible reunión a unos 40 metros en un pino, o continuar por la repisa a la derecha hasta dos paraboles.
  • L8: 40 metros. V+. Largo muy bonito.
  • L9: 30 metros. V+/6a (un paso en la primera parte)
  • L10: 50 metros. IV+. La segunda mitad del largo es una campa inclinada de hierba.
  • L11: 40 metros. V+ (solo paso salida de la reunión)
  • L12: 45 metros. V grado. Gestionar bien el roce de las cuerdas, sobre todo en los últimos seguros. Reunión en un pino.
  • L13: 35 metros. II/III grado. Largo de transición.
  • L14: 25 metros. V/V+. Bonito.
  • L15: 35 metros. 6a+ (paso en un diedro vertical) Reunión en un pino con dos cordinos, desde la que no se oye al compañero, por haber cambiado de vertiente.
Desde el final de la escalada tendremos la dos opciones descritas al inicio. Opción A: Subir por el espolón hasta la cima izquierda del cresterío que tenemos encima (unos 30 minutos) y luego recorrer la arista (otros 30 minutos). Opción B: subir unos 60 metros desde la última reunión y atravesar el barranco en horizontal derecha 20 minutos). Desde este punto seguir primero los hitos y luego las marcas de pintura azul y blanca hasta enlazar con el camino principal del Garmo Negro.

La vista de la pared no es muy atractiva, pero la escalada ha salido bonita y agradable. El horario de la escalada puede ser unas 4-5 horas, pero depende de la fluidez de la cordada....

La orientación de la pared es este: sol desde primera hora de la mañana.


domingo, 14 de mayo de 2023

"Volotea" (Peña Ruaba)

Esta nueva vía completa nuestra particular trilogía en los "Pilares Rojos" de la Cara Este de Peña Ruaba. Si la "Hermosura de Racimo" va por el Pilar de la derecha y la "Sin Complejos" por el de la izquierda, la "Volotea" transcurre por el pilar central.

Para los curiosos, el nombre "volotea" surge de un poema de Pablo Neruda titulado "Mariposa de Otoño", donde aparece la palabra sustituyendo al término revolotear. Esta vía revolotea por la pared intentando buscar más asequible y con mejor roca...

La aproximación es similar a la de las vías de la zona. Dejamos atrás el desvío a las vías "Tierra de Dragones" y "Hermosura de Racimo" y pronto encontraremos un hito grande donde el camino principal (que va hacía la "Sin Complejos") va hacía la izquierda y a la derecha salen una traza de sendero por un pequeño espolón con un barranco a la derecha.

La vía ya lleva unos meses abierta, pero he tardado en publicarla para que la repitiesen amigos y se fuera limpiando.


  • L1: Después de un pequeño resalte inicial, se ha dejado una cuerda fija para superar un pequeño tramo terroso. Luego sigue un muro de escalada fina, con un paso aislado que le da la dificultad de 6a.
  • L2: Muro un poco a la derecha de la reunión y luego diagonal a la izquierda. Al final, otro pequeño tramo con cuerda fija.
  • L3: Es el largo más difícil de la vía si se hace en libre. Empieza por una zona de IV, hasta llegar a un muro que tiene un paso difícil (6a+/b) y luego es más escalable. Nos encontraremos una reunión opcional, que puede servir para los que deseen forzar en libre el tramo siguiente y prefieran no estar lejos de la reunión. Este último tramo se ha graduado de 6b+, pero no todo tiene esa dificultad (el inicio y el final son más sencillos)
  • L4: Va por un difuso espolón, con tendencia izquierda, buscando la mejor roca. En la parte final, hay un paso que se hace mejor por la derecha, aunque el siguiente parabolt lo veamos encima.
  • L5: Fisura con tramos de roca delicada.
  • L6: Precioso largo que va por un diedro fisurado. Justo enfrente, a la izquierda, se puede ver la fisura de la vía "Sin Complejos".
  • L7: Otro de los largos más bonitos de la vía, que va por un espolón de buena roca.
  • L8: Largo de salida, ya más fácil.
Del final de la vía, subir andando un poco por el espolón cimero y luego atravesar a la izquierda para juntarse con el camino principal de bajada.

Incluso en invierno, la mayor parte de la vía está al sol; en esa época del año, solo tendremos sombra en los largos 5 y 6. Por la tarde, al estar en una cara este, toda la vía estará en sombra.

Vía variada y atractiva, en un ambiente alpino y solitario. Aunque "para gustos están los colores"... El grado obligado puede ser V+. Excepto algún paso aislado más duro, el resto muy escalable. 

jueves, 2 de febrero de 2023

"Milopa" (Peña Ruaba)

Hace ya varios años que unos amigos (Manrique Pérez, Gonzalo Prado y José Luis Lázaro) abrieron una vía de 5 largos en el Mallo de la Mora a la que llamaron "Milopa". La ruta acababa en la arista de "Los Terceros también Existen". La vía no se divulgó y creo que solo la escalamos algunos conocidos. Desde el principio pensé que sería buena idea darle continuidad hasta la cima del Mallo Estrella, pero por los itinerarios más evidentes ya hay otras vías abiertas (aunque poco conocidas por estar poco o nada equipadas) y por el resto de la pared la dificultad aumentaba más de lo que yo buscaba. Al final se me ocurrió una salida, aprovechando dos largos de la vía "Los Terceros" y cruzando luego al Mallo Estrella. Al conjunto del nuevo itinerario decidí seguir llamándolo "Milopa", con el visto bueno de los aperturistas de la primera parte. Por cierto, Milopa es el nombre con el que se denomina al alimoche en algunos sitios de Aragón.

El acceso al pie de vía se realiza después de cruzar el barranco por el que empiezan vías como "Sendero Límite", "Lorenzo Ortas" o "La Mirada de Maite". Justo en el primer hito después del citado barranco, subir por un sendero poco marcado, pero con algún hito, hasta la base de la pared y luego seguir unos metros a la derecha. El primer largo pasa por un diedro muy visible que empieza justo a la izquierda de unos techos rojizos.

En los primeros cinco largos no he añadido ningún seguro; solo he saneado la roca. En los dos largos de "Los Terceros" que he tomado prestados he reforzado con un parabolt adicional dos reuniones (tenían un parabolt de 8 mm y un cáncamo); también he sustituido otro seguro de 8 mm, que tenía el taco muy salido, por un parabolt de 10 mm nuevo. 

  • L1: 6a. 30 metros
  • L2: V+. 35 metros
  • L3: V+. 20 metros
  • L4: V+. 40 metros
  • L5: V. 35 metros
  • L6: III. 25 metros. Se puede empalmar con el siguiente, si se llevan cuerdas de 60 metros.
  • L7: IV. 30 metros
  • L8: III. 35 metros. Salir de la reunión y enseguida coger una vira ligeramente descendente a la izquierda; meterse en la vegetación y subir unos 10 metros por el fondo hasta una repisa junto a una encina. La reunión se hace en dos paraboles, no en el árbol.
  • L9: 6a. 30 metros. Roca excelente.
  • L10: V+ y un paso de 6b/+ o A0. Roca excelente.
  • L11: III. 30 metros. Roca excelente.
Para el descenso, hay dos opciones: subir hacia el macizo para ir a buscar el final de la Ferrata, o descender directamente hacia el collado del Mallo de la Mora siguiendo primero un sendero con hitos y luego unas cuerdas fijas (esta opción es más rápida)

En los primeros largos de la vía el sol no llega hasta media mañana, así que tenerlo en cuenta los días fríos.

Resumiendo, se trata de una vía con un grado no exigente y bastante divertida, que empieza en un mallo (Mallo de la Mora) y termina en otro (Mallo Estrella). Los largos 9 y 10 son los mejores, por la calidad de su roca y la belleza de sus pasos.

lunes, 12 de septiembre de 2022

"Sin Complejos" (Peña Ruaba)

Tras abrir la vía "Hermosura de Racimo" en el primer espolón de los llamados "Pilares Rojos" de la cara este de Peña Ruaba, nos fijamos en los otros dos: en el espolón central ya hay una vía abierta desde hace años por Oscar Pérez (que creo no se ha repetido); en el tercero nos fijamos en una evidente fisura chimenea que surca su parte superior, en uno de sus lados. Hasta alcanzar dicha fisura, había que encontrar un itinerario por un terreno indefinido y con algunas repisas de vegetación.

Los "Pilares Rojos"

Al final, creo que hemos conseguido abrir una bonita vía, con una roca bastante aceptable; aunque sobre ese asunto siempre hay variedad de opiniones... En el conglomerado de Peña Ruaba es difícil encontrar una roca de buena calidad en todo un trazado, pero una vez saneada y tras el paso de las cordadas puede quedar bastante presentable.

El inicio de la vía está unos 100 metros más arriba del comienzo de la "Hermosura de Racimo". Hay sendero e hitos. Al pie de vía se llega un poco por la izquierda para evitar unas zarzas. Se podría subir más directo por el camino por donde se baja de los rapeles de la cara este, pero sin conocer bien la zona es fácil perderse y creo que no merece la pena.

Información orientativa:

  • L1: 30 metros. V/V+
  • L2: 40 metros. V+ y un paso de A0
  • L3: 25 metros. V+/6a
  • L4: 30 metros. IV
  • L5: 35 metros. 6a
  • L6: 20 metros. 6a
  • L7: 25 metros. 6a
En general, las reuniones están bastante protegidas de las posibles caídas de piedras, y están equipadas para rapelar (aunque no sea la opción recomendada para el descenso). De la R3 se puede bajar directo a la R1 con cuerdas de 60 metros, aunque se ha dejado un rapel intermedio en mitad de la pared (independiente de la R2) por si alguien fuera con cuerdas de 40 metros.

Desde la cima, seguir andando con cuidado hacia la derecha unos 100 metros, hasta llegar al camino de bajada.

Vía abierta en la primavera de 2022. Aconsejable para el otoño y la primavera; en invierno, tendremos sol en los largos de abajo, pero arriba estaremos en sombra.

viernes, 26 de agosto de 2022

"Espolón Ordicuso" (Balneario de Panticosa)

Llegando por carretera al Balneario de Panticosa, cuando pasamos junto a la Planta Embotelladora abandonada y a una gran estructura de hormigón que estaba destinado a ser un gran aparcamiento, vemos enfrente una pared que es la parte final de la "Pared del Ibón". A la izquierda de la misma se adivina un espolón, enmarcado entre dos canales, que sube bastante alto. Pues ahí fijamos un día nuestras miradas y decidimos abrir una vía. Desde el Refugio "Casa de Piedra" también se distingue bastante bien el perfil del espolón.

Plano de la zona

La vía empieza a la derecha del Espolón (zona en sombra)

Podemos dejar el coche allí mismo (hay mucho espacio y no se llena como el resto del Balneario) o subir hasta la zona de aparcamiento habitual. Como la bajada de la vía se realiza por el camino del Garmo Negro, el tiempo que ganemos por un lado lo perderemos por otro... Ya sea a la ida o a la vuelta, para rodear el Ibón, podemos hacerlo por la carretera o por el sendero que bordea este por el otro lado y que sale al asfalto por una pasarela sobre el río.

Suponiendo que partamos de la zona de la Embotelladora, deberemos cruzar el pretil de la carretera justo después de un puente sobre el río Caldares (hito en alto). Seguir los mojones y en unos 20 minutos de aproximación evidente llegaremos al pie de vía. La ruta comienza un poco a la derecha del espolón, al lado de la canal (parabolt con cordino)

Inicio de la aproximación desde el parking de la Embotelladora (saltar el pretil por la izda)

Nos ha salido una vía larga: 450 metros y 11 largos; creo que la más larga de las equipadas en Panticosa. La dificultad media es IV grado, con algunos pasos aislados más difíciles, pero no obligados. El que vaya buscando una pared vertical y mantenida, esta no es su vía. Pero si se quiere disfrutar de una ruta larga, dificultad moderada y en un ambiente alpino, es una buena opción. Está equipada completamente con paraboles y cordinos en pinos. Tiene, además, el aliciente de acabar a unos 5 minutos de los bonitos Ibones de Ordicuso; se puede bajar sin llegar a ellos, pero merece la pena una visita para el que no los conozca.

  • L1: 40 metros. Inicio por un corto diedro de V+, luego un pequeño muro de 6a/+, resto IV.
  • L2: 30 metros. Paso de V/+ al inicio y luego IV.
  • L3: 45 metros. IV+
  • L4: 25 metros. En la segunda chapa, que tiene un cordino, es más fácil atravesando a la derecha. Al final del largo, antes de salir al "jardín", hay un paso con presas invertidas de 6a.
  • L5: 50 metros. V+ (1 paso), el resto IV.
  • L6: 50 metros. IV grado con algún paso de IV+/V
  • L7: 50 metros. IV+
  • L8: 50 metros. IV+. A mitad de largo, en un escalón vertical después de una pequeña repisa, hay un parabolt con un cordino: mejor no subir recto y rodear por la izquierda.
  • L9: 30 metros. IV. En la segunda mitad del largo veremos una repisa herbosa que sale a la derecha; seguir por ella y no continuar recto o a la izquierda.
  • L10: 40 metros. V+ (1 paso al inicio). Se puede hacer reunión en otro árbol unos 10 metros más arriba (a elegir)
  • L11: 40 metros. IV+

En la última reunión podemos desencordarnos y salir trepando unos 20 metros por la cresta (hitos). Enseguida encontraremos el sendero con marcas azules y blancas que va a los Ibones de Ordicuso. Lo más rápido es girar a la derecha y comenzar la bajada (1 hora). Si queremos visitar los Ibones, deberemos seguir el camino en dirección contraria. Una vez en los lagos, no hará falta deshacer lo andado, pues hay otra senda circular señalizada con hitos que nos lleva también de vuelta.

La roca está bien, aunque puede haber alguna piedra suelta en las repisas. También encontraremos liquen en algún tramo, pero no estorba. Las reuniones están bastante protegidas de posibles caídas de piedras.

Llevar unas 15 cintas extensibles y algún cordino para reponer. Las reuniones están equipadas para rapelar, en caso de tener que abandonar. Algún parabolt ha quedado un poco fuera de la línea lógica después de limpiar la roca; se puede prescindir de ellos y está previsto quitarlos. Los escaladores que vayan sueltos en este grado es muy probable que se salten bastantes seguros, pero prefiero dejarlos para el que los necesite.

A mi me parece que ha quedado una actividad atractiva, pero estoy seguro de que habrá algunos "masters" que irán a hacerla y luego la pondrán "a caldo" (si, esos que no han abierto nunca una vía de largos, o si lo han hecho no la ha repetido casi nadie...). Las críticas de algunos "expertos" son un reclamo para muchos escaladores "normalitos" que solo buscan pasar un día agradable.