lunes, 12 de septiembre de 2022

"Sin Complejos" (Peña Ruaba)

Tras abrir la vía "Hermosura de Racimo" en el primer espolón de los llamados "Pilares Rojos" de la cara este de Peña Ruaba, nos fijamos en los otros dos: en el espolón central ya hay una vía abierta desde hace años por Oscar Pérez (que creo no se ha repetido); en el tercero nos fijamos en una evidente fisura chimenea que surca su parte superior, en uno de sus lados. Hasta alcanzar dicha fisura, había que encontrar un itinerario por un terreno indefinido y con algunas repisas de vegetación.

Los "Pilares Rojos"

Al final, creo que hemos conseguido abrir una bonita vía, con una roca bastante aceptable; aunque sobre ese asunto siempre hay variedad de opiniones... En el conglomerado de Peña Ruaba es difícil encontrar una roca de buena calidad en todo un trazado, pero una vez saneada y tras el paso de las cordadas puede quedar bastante presentable.

El inicio de la vía está unos 100 metros más arriba del comienzo de la "Hermosura de Racimo". Hay sendero e hitos. Al pie de vía se llega un poco por la izquierda para evitar unas zarzas. Se podría subir más directo por el camino por donde se baja de los rapeles de la cara este, pero sin conocer bien la zona es fácil perderse y creo que no merece la pena.

Información orientativa:

  • L1: 30 metros. V/V+
  • L2: 40 metros. V+ y un paso de A0
  • L3: 25 metros. V+/6a
  • L4: 30 metros. IV
  • L5: 35 metros. 6a
  • L6: 20 metros. 6a
  • L7: 25 metros. 6a
En general, las reuniones están bastante protegidas de las posibles caídas de piedras, y están equipadas para rapelar (aunque no sea la opción recomendada para el descenso). De la R3 se puede bajar directo a la R1 con cuerdas de 60 metros, aunque se ha dejado un rapel intermedio en mitad de la pared (independiente de la R2) por si alguien fuera con cuerdas de 40 metros.

Desde la cima, seguir andando con cuidado hacia la derecha unos 100 metros, hasta llegar al camino de bajada.

Vía abierta en la primavera de 2022. Aconsejable para el otoño y la primavera; en invierno, tendremos sol en los largos de abajo, pero arriba estaremos en sombra.

viernes, 26 de agosto de 2022

"Espolón Ordicuso" (Balneario de Panticosa)

Llegando por carretera al Balneario de Panticosa, cuando pasamos junto a la Planta Embotelladora abandonada y a una gran estructura de hormigón que estaba destinado a ser un gran aparcamiento, vemos enfrente una pared que es la parte final de la "Pared del Ibón". A la izquierda de la misma se adivina un espolón, enmarcado entre dos canales, que sube bastante alto. Pues ahí fijamos un día nuestras miradas y decidimos abrir una vía. Desde el Refugio "Casa de Piedra" también se distingue bastante bien el perfil del espolón.

Plano de la zona

La vía empieza a la derecha del Espolón (zona en sombra)

Podemos dejar el coche allí mismo (hay mucho espacio y no se llena como el resto del Balneario) o subir hasta la zona de aparcamiento habitual. Como la bajada de la vía se realiza por el camino del Garmo Negro, el tiempo que ganemos por un lado lo perderemos por otro... Ya sea a la ida o a la vuelta, para rodear el Ibón, podemos hacerlo por la carretera o por el sendero que bordea este por el otro lado y que sale al asfalto por una pasarela sobre el río.

Suponiendo que partamos de la zona de la Embotelladora, deberemos cruzar el pretil de la carretera justo después de un puente sobre el río Caldares (hito en alto). Seguir los mojones y en unos 20 minutos de aproximación evidente llegaremos al pie de vía. La ruta comienza un poco a la derecha del espolón, al lado de la canal (parabolt con cordino)

Inicio de la aproximación desde el parking de la Embotelladora (saltar el pretil por la izda)

Nos ha salido una vía larga: 450 metros y 11 largos; creo que la más larga de las equipadas en Panticosa. La dificultad media es IV grado, con algunos pasos aislados más difíciles, pero no obligados. El que vaya buscando una pared vertical y mantenida, esta no es su vía. Pero si se quiere disfrutar de una ruta larga, dificultad moderada y en un ambiente alpino, es una buena opción. Está equipada completamente con paraboles y cordinos en pinos. Tiene, además, el aliciente de acabar a unos 5 minutos de los bonitos Ibones de Ordicuso; se puede bajar sin llegar a ellos, pero merece la pena una visita para el que no los conozca.

  • L1: 40 metros. Inicio por un corto diedro de V+, luego un pequeño muro de 6a/+, resto IV.
  • L2: 30 metros. Paso de V/+ al inicio y luego IV.
  • L3: 45 metros. IV+
  • L4: 25 metros. En la segunda chapa, que tiene un cordino, es más fácil atravesando a la derecha. Al final del largo, antes de salir al "jardín", hay un paso con presas invertidas de 6a.
  • L5: 50 metros. V+ (1 paso), el resto IV.
  • L6: 50 metros. IV grado con algún paso de IV+/V
  • L7: 50 metros. IV+
  • L8: 50 metros. IV+. A mitad de largo, en un escalón vertical después de una pequeña repisa, hay un parabolt con un cordino: mejor no subir recto y rodear por la izquierda.
  • L9: 30 metros. IV. En la segunda mitad del largo veremos una repisa herbosa que sale a la derecha; seguir por ella y no continuar recto o a la izquierda.
  • L10: 40 metros. V+ (1 paso al inicio). Se puede hacer reunión en otro árbol unos 10 metros más arriba (a elegir)
  • L11: 40 metros. IV+
En la última reunión podemos desencordarnos y salir trepando unos 20 metros por la cresta (hitos). Enseguida encontraremos el sendero con marcas azules y blancas que va a los Ibones de Ordicuso. Lo más rápido es girar a la derecha y comenzar la bajada (1 hora). Si queremos visitar los Ibones, deberemos seguir el camino en dirección contraria. Una vez en los lagos, no hará falta deshacer lo andado, pues hay otra senda circular señalizada con hitos que nos lleva también de vuelta.

La roca está bien, aunque puede haber alguna piedra suelta en las repisas. También encontraremos liquen en algún tramo, pero no estorba. Las reuniones están bastante protegidas de posibles caídas de piedras.

Llevar unas 15 cintas extensibles y algún cordino para reponer. Las reuniones están equipadas para rapelar, en caso de tener que abandonar. Algún parabolt ha quedado un poco fuera de la línea lógica después de limpiar la roca; se puede prescindir de ellos y está previsto quitarlos. Los escaladores que vayan sueltos en este grado es muy probable que se salten bastantes seguros, pero prefiero dejarlos para el que los necesite.

A mi me parece que ha quedado una actividad atractiva, pero estoy seguro de que habrá algunos "masters" que irán a hacerla y luego la pondrán "a caldo" (si, esos que no han abierto nunca una vía de largos, o si lo han hecho no la ha repetido casi nadie...). Las críticas de algunos "expertos" son un reclamo para muchos escaladores "normalitos" que solo buscan pasar un día agradable.

martes, 31 de mayo de 2022

"Espolón Este del Pico del Águila" (Rioseta)

La imagen del Pico del Águila desde Rioseta siempre resulta espectacular, pero el número de vías de escalada es muy reducido por la verticalidad de la pared y por la mediocre calidad de la roca. Pensando un poco, se me ocurrió intentar la Arista Este, la que queda a la izquierda del Pico mirándolo por su cara norte, y a cuyo pie se pasa cuando se asciende andando o se desciende del mismo. Me puse en a ello y salieron 6 largos bastante entretenidos y con un ambiente alpino. A mitad de arista me encontré con unos buriles a modo de reunión o rapel, pero yo no tengo referencia de ninguna vía conocida que pase por allí. En cualquier caso, como no se trata de una arista afilada, sino de un amplio espolón, si alguien hubiera subido por la zona, es difícil que lo hiciera por donde he equipado la vía. Yo he ido buscando la dificultad y la mejor roca, eludiendo los tramos herbosos.

Una vez equipado el espolón propiamente dicho, pensé en completar la vía ascendiendo por una chimenea que viene de la cara norte. Y de esta forma, equipé cuatro largos más, dando lugar a una ruta muy variada: Una primera parte sube por una sombría canal/chimenea (que suele tener tramos húmedos hasta mediados o finales de mayo) y una arista soleada que se puede escalar normalmente varias semanas antes.

Desde el otoño pasado han prohibido dejar el coche en la amplia explanada situada enfrente de las instalaciones militares abandonadas de Rioseta. Teóricamente, habría que ir a aparcar al parking de Canalroya, situado a 1 km. antes viniendo desde Canfranc. En la práctica, se puede encontrar algún espacio de aparcamiento más cerca de Rioseta, aprovechando algún ensanche de la carretera, pero no muchos...

Para la aproximación, hay que contornear las instalaciones militares, ya sea por un sendero que sale a la derecha de las mismas, o por una pista ganadera que sale a la izquierda. En cualquier caso, una vez superado el cuartel, seguir por el fondo del valle con tendencia a la izquierda (si fuéramos a la derecha, estaríamos haciendo la aproximación a las vías del Tobazo). Seguir por una pista hasta la altura de unas pequeñas construcciones de hormigón. A partir de este punto comenzar a subir por la ladera herbosa de la izquierda, sin alejarse del bosque de pinos que hay a la derecha. Ganar altura hasta posicionarse enfrente de la chimenea por la que comienza nuestra vía. Subir a vista aprovechando las trazas de animales y las franjas herbosas que salpican la pedrera. Tramo algo incómodo, pero se va subiendo. Unos 50-60 minutos desde la carretera.


La escalada tiene algunos largos más mantenidos, pero en otros la dificultad está en pasos aislados. La roca no es excepcional, pero no ha quedado mal. El largo más espectacular y mejor es el L3. El L6 también es uno de los destacados. Otro también muy bonito es el L9. La vía no tiene perdida; solo en el L7 hay que estar atentos a mitad del largo para cruzarse un poco a la derecha (seguros con un cordino) para evitar meterse en un espolón fácil y herboso. La R5 se podría saltar e ir directamente a la R5bis, pero entonces no se oye a los compañeros.

La R4 se hace justo al lado del camino de la vía normal, por lo que sería un punto de escape cómodo o un lugar para comenzar la escalada si la chimenea está húmeda o lo que vamos buscando es el sol.

Para algunos largos es aconsejable llevar muchas cintas largas. Las reuniones son rapelables.

El descenso se hace por la vía normal que baja a Rioseta. Cada vez está mejor señalizada, pero hay que ir atento a las señales para no perderse en algún punto. Estimar 1:15 - 1:30 horas.

lunes, 18 de abril de 2022

"Hermosura de Racimo" (Peña Ruaba - Cara Este)

Hemos abierto una nueva vía en la cara este de Peña Ruaba. En los denominados "Pilares Rojos", que se encuentran a la izquierda de por donde transcurre la vía "Tierra de Dragones". La hemos llamado "Hermosura de Racimo". Para los que no lo sepan, este piropo se lo dicen entre mujeres en algunas zonas de Aragón; La copla completa de la que sale esta expresión es la siguiente: "hermosura de racimo cuando Dios la repartió; qué cerca estarías tú, cuando tanta te llegó". ¿A que es bonita?

El camino de acceso es el mismo que el de la vía "Tierra de Dragones", pero hay que continuar unos 50 metros por el sendero bastante marcado, hasta llegar hasta un nuevo hito de piedra, donde debemos abandonar el camino y acercarnos ya a la pared. A la derecha tendremos una fisura con algo de vegetación muy característica.

En la foto parece que el inicio está a la derecha del espolón superior, pero en realidad está en la vertical del mismo. Si tiras una piedra desde el final de la vía, cae prácticamente al inicio de la misma. El itinerario atraviesa dos zonas con vegetación que le quitan continuidad: una en la R3 y otra en la R5 (están equipadas con cuerdas fijas).


Como siempre hacemos, hemos saneado la vía todo lo posible. A consecuencia de ello, puede haber algo de suciedad en las presas. En la segunda mitad del L7 y en el L8 la roca era mala, y hay que seguir escalando con cuidado hasta que se termine de sanear. Dejo esta advertencia para los "exquisitos" de la roca, porque luego se quejan... También hay que tener cuidado cuando se transita por los jardines si hay cordadas por debajo nuestro.

Las reuniones tienen maillones o mosquetones sikados por si fuera necesario abandonar, aunque lo mejor es bajar andando por el camino habitual de todas las vías de la cara este: Lo encontraremos a unos 20 metros del final de la vía, atravesando en horizontal.

La R5 se monta en la pared, no en unos árboles que hay un poco más abajo y que tienen unos cordinos y un maillon; esto se ha dejado porque, en caso de abandono, es mejor rapelar desde ahí.

Como en todas las vías de esta cara, el sol está presente desde el amanecer hasta el mediodía. Según la época el año, la sombra nos cogerá antes o después. Por eso, no es una vía recomendable para los días fríos y/o ventosos.

Como casi siempre, hemos intentado hacer una vía original y que aportase algo nuevo a las ya existentes. Luego, como en todo, a unos les gustará y a otros no.

jueves, 16 de diciembre de 2021

"Spectra" (Mallo de la Mora - Peña Ruaba)

Nueva vía abierta este otoño 2021, que aprovecha los tres primeros largos de la Final Fantasy, para luego continuar entre las vías "Diedro Royo" (y luego Directa al Mallo de la Mora) y "Tres y no Res". Si solo quisiéramos escalar la parte nueva (5 largos), se puede acceder subiendo por la Ferrata hasta después de los tres primeros tramos equipados con sirga, y a la altura de un hito bastante grande descender por un espolón hasta llegar al barranco que empieza en la R3 de la Final Fantasy. Esta opción podría ser interesante si los largos de abajo estuvieran mojados, o hiciera mucho frío por estar en sombra el inicio.

La Spectra se cruza dos veces con la vía "Tres y no Res", a la altura de los largos L2 y L3 de ésta. En esos puntos no se han añadido nuevos seguros. En el primer cruce, parece más lógico seguir unos metros por donde va nuestra vía (el fondo de un diedro), pero los aperturistas del citado itinerario lo descartaron porque era necesario sanearlo de vegetación y bloques de piedra.

Desde la R3 de la Final Fantasy seguir "ensemble"unos 40 metros por el barranco y luego cruzarse a la pared de la izquierda. La R0 tiene un parabol con un cordino y se encuentra unos 4 metros a la derecha del inicio del Diedro Royo (que tiene un cintajo blanco ya muy descolorido).


L1: Escala la fisura evidente, que desploma ligeramente en su tramo central. Al inicio la roca parece sucia de musgo, pero la adherencia no es mala. La parte más difícil es la central (6b), siendo el inicio y el final más fáciles. 25 metros.

L2: Largo un poco sinuoso, que va buscando los tramos más fáciles. 25 metros. 6a en la llegada a la R2, pero el resto V/V+.

L3: Se empieza por un diedro, se cruza a la derecha y luego ascendemos por otro pequeño diedro que nos deposita debajo de un extraplomo. Superarlo de derecha a izquierda (6b+) y llegar a la reunión. 30 metros.

L4: salir a la izquierda, por un terreno fácil, para contornear un espolón. El segundo tramo es un muro vertical (6a+), que una vez superado nos lleva a la R4.

L5: Sucesión de pequeños resaltes que nos lleva hasta la cima. 25 metros. V grado.

La roca es, en general, muy buena, aunque en algún punto todavía podamos encontrarnos algo de tierra procedente del saneamiento. La vía está completamente equipada con paraboles M10. Llevar unas 18 cintas, varias largas para disminuir el rozamiento. Las reuniones están equipadas para rapelar, si fuera necesario. El grado obligado, aunque a veces depende de la pericia del escalador, yo lo pondría en 6a.

El descenso es el habitual del Mallo de la Mora: destrepar por las cuerdas fijas y llegar hasta la Ferrata.

jueves, 15 de julio de 2021

"Reina de los Mallos" (Peña Ruaba - Punta Varella)

Cuenta la historia que, a principios del siglo XII, durante un período de unos 15 años, hubo una reina, llamada Berta, que reinó en lo que popularmente se denomina "Reino de los Mallos" (Agüero, Murillo, Riglos, Marcuello, Ayerbe, Sangarrén y Callén). Adquirió esa autoridad a la muerte de su esposo Pedro I de Aragón, y con el consentimiento de su cuñado Alfonso I de Aragón, que le permitió gobernar sobre ese territorio.

Esta nueva vía es un recuerdo a esa parte de la historia de nuestros queridos Mallos. Se encuentra en una "punta" (no llega a la categoría de "mallo"...) que hace unos años se bautizó como Punta Varella. Es una pared muy visible desde el mismo pueblo de Murillo y desde el parking situado junto a una de las balsas de agua.

El acceso se realiza desde el citado parking, dirigiéndonos al inicio de la "Ferrata Sur" (la que está a la derecha del Macizo). Justo donde comienza la sirga, sale un camino que continúa a la derecha horizontalmente. Este camino ya existía, pero estaba muy abandonado; lo hemos acondicionado y señalizado para no perderse. Pasaremos un tramo rocoso asegurado con una cuerda fija y nos aproximaremos al fondo de un barranco, que es donde comienza la vía. Prever unos 45 minutos desde el coche.


Ha quedado una vía variada, con roca bastante buena y una dificultad moderada. Tiene 8 largos y una longitud total de 260 metros. La dificultad obligada puede ser V/V+. Está totalmente equipada y solo es necesario llevar unas 16 cintas y algún cordino (por si hubiera que sustituir alguno de los colocados en varios árboles)

  • Largo 1: Subir por el fondo del barranco y superar algunas pequeñas panzas sin gran dificultad. A la altura del segundo seguro sale muy cerca, a la izquierda, otra línea de paraboles, que corresponde a otra vía de la que no tengo detalles y que un conocido está abriendo. La nuestra va por la derecha. Hacer reunión en un gran arbusto. V grado.
  • Largo 2: Subir un tramo herboso, con la ayuda de una cuerda fija, superar un bonito muro vertical y continuar por un espolón más tumbado hasta la reunión. 35 metros. 6a.
  • Largo 3: Salir de la reunión a la izquierda y continuar en diagonal hasta unos árboles. 35 metros. IV grado.
  • Largo 4: Salir hacia la izquierda, superar un muro e introducirse en una chimenea con grandes árboles. Hacer reunión en una cueva a la derecha, con dos paraboles. 35 metros. V grado.
  • Largo 5: Escalar una bonita chimenea vertical, que poco a poco se va convirtiendo en un diedro. 25 metros. V+.
  • Largo 6: Escalar un espolón vertical continuar por una zona más tumbada y salir a otro espolón a la izquierda, donde se monta reunión (esta reunión no tiene anillas, solo chapas normales). 25 metros. 6a.
  • Largo 7: Dirigirse a la derecha por terreno fácil, cruzar una pequeña canal, superar un muro vertical (al final del cual hay una reunión opcional) y proseguir por una bonita placa de roca excelente. 35 metros. V+.
  • Largo 8: Escalar un resalte y después de pasar a la altura de un arbusto continuar en clara diagonal izquierda, por una vira. Si continuásemos recto, nos meteríamos en otra vía (se trata de una ruta abierta por Ignacio Cinto, pero que no empieza desde abajo, y que creo solo tiene tres largos). Ya en el tramo diagonal, volvemos a cruzarnos con otra línea de paraboles que sube recto y que pertenece a la misma vía a la que me he referido en el L1 (estás chapas las han puesto después de equipar la Reina de los Mallos y su aperturista me pidió permiso). Montar reunión en dos chapas unos metros antes de llegar a la cima; se podría subir hasta un arbusto equipado con un cordino, pero la cuerda rozaría más. 45 metros. IV+. 
Para bajar, andar hacia la izquierda hasta encontrar una sirga, que forma parte de un ramal de la Ferrata. Llegar hasta un collado y proseguir el descenso por un terreno ya conocido por los habituales del lugar.  

La vía puede tener algo de tierra todavía en algún paso, pero se limpiará pronto. El lugar es, de momento, muy tranquilo. 

domingo, 20 de junio de 2021

Restauración vía "Abrazo al Vacío" (Peña Ruaba)

Hace unas semanas, varias cordadas me avisaron de que en un tramo de la vía "Abrazo al Vacío" habían quitado o chafado todas las chapas. Algunos se bajaron porque no sabían lo que se iban a encontrar y otros decidieron continuar, pero me transmitieron que había quedado expuesto. El sitio coincidía con el tramo que discurre próximo (no por el mismo lugar) a la vía Diedro NE, que fue restaurada después de la apertura de Abrazo al Vacío. Por supuesto, el que lo hizo, no advirtió en ningún sitio de su "hazaña"...

Este hecho, no me cogió por sorpresa, pues hace ya unos años me desmontaron los dos últimos largos de la vía Mafalda, porque el que restauró el Diedro NE (que acaba por el mismo espolón por donde sale la Mafalda) consideró que la vía que el estaba restaurando salía justo por allí y el estilo de equipamiento que yo había utilizado no le gustaba. Para el que no conozca la zona, comentar que el citado espolón es muy amplio y que nadie puede estar seguro de por dónde subieron los aperturistas. Para no crear polémica, equipé una salida más a la derecha y me callé. Pero veo que la cosa no acabó allí...

Quiero comentar también que el que consiguió el permiso de los aperturistas del Diedro NE para restaurarlo fui yo, pues tengo amistad con J. A. Bescós y también la tuve con Rafael Montaner (aunque ya falleció). A mi no me convenció esa vía por el musgo y la vegetación que tenía y no inicié el trabajo, aunque tenía permiso para equiparla como quisiera. Posteriormente, le transmití el permiso a una persona que me lo comentó y que fue la que finalmente la equipó. Aunque veo que no me lo agradeció...

Hoy he vuelto a colocar todas las chapas que faltaban, dejando la vía Abrazo al Vacío tal como la equipé. Para el que no la conozca, a pesar de estar completamente equipada, esta vía no está "regalada" y los seguros alejan más que en otros itinerarios abiertos por "Sueño Vertical".

Yo creo que está bastante claro lo que ha pasado: A alguien le molestaba que cerca de una vía semiequipada hubiese otra completamente asegurada, y decidió desmontar el tramo de esta última que le "estorbaba", porque le dio la gana... Y sin avisar, poniendo en peligro a las personas que subían por allí.

Lo que más rabia me da, es que el que lo hizo probablemente se considere ecologista, y sea de los que avisan a las Autoridades si ven un nido de buitre cerca; pero no le importa la vida de la gente.

Espero que no vuelvan a quitar las chapas que he colocado, porque entonces habrá que tomar otras medidas. Y no me refiero a quitar chapas de otra vía que no haya equipado yo; eso nunca me lo he planteado ni lo haré nunca.