lunes, 31 de octubre de 2016

El Descanso del Guerrero - Mallo Tornillo (Riglos)

Hace dos meses falleció por enfermedad nuestro gran amigo, y miembro de este blog, Antonio Antoñanzas. En repetidas ocasiones nos comentó su cariño por este pequeño Mallo alejado de las zonas más concurridas de Riglos, al que él había subido ya hace muchos años, y donde decía que le gustaría "reposar".

Vista del Tornillo con el macizo de "Os Fils" al fondo
En las guías que lo mencionan, a este Mallo lo suelen llamar "Tornillito" o incluso "Falso Tornillo", reservando el nombre de "Tornillo" para un Mallo que se encuentra a la derecha de la Peña de Don Justo. Pero es el que nos ocupa el que tiene mas aspecto de tornillo por su forma más estilizada, y se encuentra en la ladera del Macizo de Los Fils. Sin querer entrar en polémicas y discutir sobre qué Mallo debe llevar un nombre u otro, nosotros hemos optado por una de las opciones. 

Vista desde la pista de acceso
A pesar de contar con varias vías antiguas, este Mallo ha estado olvidado desde hace varias décadas. Después del incendio que arrasó estas laderas hace ya más de diez años, la vegetación ha crecido de forma considerable y llegar hasta la pared ha sido una labor más propia de jabalíes que de escaladores. Pero nos hacía mucha ilusión abrir aquí una vía en recuerdo de nuestro amigo, más allá del interés puro como escalada.

En tiempos había una forma de llegar a este Mallo bastante rápida, pero el cierre de alguna pista y la densa vegetación nos han hecho plantear como camino de acceso el siguiente: Coger la pista que sale hacia los Mallos Pequeños. Tomar el sendero que lleva a la Vía Ferrata (cartel). Pasar el desvío que lleva a la Peña de Don Justo (cartel) y a unos 5-10 minutos (antes del ascenso final a la Ferrata) desviarse por un sendero que sale a la derecha y que está señalizado con un hito en el suelo. Enseguida se llega a una pista, que se debe seguir a la izquierda. Proseguir unos 10-15 minutos hasta posicionarse debajo del Tornillo, continuar un poco más, superando una curva de la pista, para encontrar un hito que indica el inicio del sendero que en unos 5 minutos nos lleva hasta el pie de vía. Una hora desde Riglos.

Itinerario de la vía en color rojo
La vía consta de tres largos de 30, 20 y 25 metros. La dificultad viene dada por las típicas formaciones de esta zona de Riglos que en tiempos se superaban con "pasos de hombros", pues no tienes pies ni tampoco bolos para incorporarte. En cualquier caso, la vía la hemos equipado generosamente para que no haga falta recurrir a la técnica citada. Para el último largo es aconsejable llevar un estribo, pues nos facilitará algún paso que en A0 puede ser muy atlético. La roca no es buena y se asemeja más a la arenisca que al conglomerado, pero hemos limpiado todo lo que hemos podido. La cima es una preciosa laja de enormes dimensiones y de buena roca, por la que se puede andar con tranquilidad y disfrutar de las vistas.

Reseña

El descenso se hace en rapel. De R3 se baja a R1 en una tirada de 30 metros. El siguiente rapel lo hemos montado un poco más abajo, para facilitar la recuperación de las cuerdas. Aunque no lo hemos probado, con un rapel de 60 metros se podría llegar directamente hasta el suelo, pero es más fácil que las cuerdas se queden enganchadas en algún sitio.

No creemos que esta vía atraiga a los escaladores que buscan la dificultad o una gran ruta, pero puede resultar una actividad bonita y original: una aproximación y retorno cómodos, una escalada diferente y el disfrute de una cima especial. En cualquier caso, supone recuperar del olvido un Mallo que forma parte de la historia de Riglos.

Para nosotros y para los amigos de Antonio, esta vía será siempre algo especial, que nos hará recordar aún más la figura de un gran escalador y de una grandísima persona. Descansa en paz, amigo "Anzas". Y prepárate, porque alguna vía más en tu memoria te va a caer...

7 comentarios:

  1. El cariño por tus amigos es la mejor de las vías.
    Y eso que habéis hecho os honra.
    Salud Diaples!!

    ResponderEliminar
  2. Antonio fue un amigo y compañero de cordada especial. Y para algunos un maestro y casi como un padre en la montaña. Cada día que salimos a escalar desde que ya no está con nosotros nos acordamos de él, aunque sea en plan de broma...

    ResponderEliminar
  3. Felicidades por la vía y por este detalle tan bonito que habeis tenido con vuestro amigo. Para todas vuestras aperturas elegis sitios e itinerarios originales y les dais un sello especial que demuestra el cariño que poneis en lo haceis. Estoy seguro de que esta nueva via no defraudará. Al menos el sitio es muy bonito y a nadie se le habia ocurrido recuperarlo del olvido.
    Antonio tenia mucha suerte de teneros como amigos. Saber que somos muchos los que admiramos vuestro trabajo, aunque muchas veces no lo reconozcamos en las redes sociales. Teneis nuestro respeto y admiración.
    Un abrazo fuerte

    ResponderEliminar
  4. Precioso homenaje!seguro que las vistas desde ese monolito son sin duda únicas....y con el cariño que le habreís puesto seguro que tiene algo más que una simple escalada, habrá que ir a hacerla!
    Un abrazo y como siempre animo!

    ResponderEliminar
  5. Sin palabras..... grande Antonio, grande Jesús, grandes los Diaples.... ¡Bravo!
    ¡Un fuerte abrazo y hasta pronto!
    Carlos

    ResponderEliminar
  6. Que bonita manera de mantener vivo el recuerdo de vuestro amigo.

    El sábado estuvimos escalando allí y se nota el cariño puesto al hacerla. Menudo trabajo el limpiar ese camino y dejar la vía limpia.
    La roca no es buena pero el lugar es espectacular.

    Gracias por esta y todas vuestras vías.

    ¡Salud!

    Fer.

    ResponderEliminar